(+051) 084 598788
& +51 962032056
gomachupicchu@gmail.com EN  ES 

Ayahuasca

Ayahuasca

La palabra ayahuasca: proviene del quechua y significa “Planta del alma” “planta de la muerte” o “planta de la visión” conocido con diversos nombres por las 72 culturas que ingieren Ayahuasca en Perú, Colombia y Ecuador este legendario alucinógeno es usado por curanderos, o Chamanes para curar a los enfermos y comunicarse con los espíritus. Varios chamanes de los bosques lluviosos simplemente se refieren a la ayahuasca como el “remedio”. Reverenciado por los Indígenas como una medicina sagrada, una cura maestra para todas las enfermedades, es sin duda la preparación alucinógena más celebrada de la Amazonia.

El ayahuasca: es único porque su poderoso efecto psicofarmacológico depende de la combinación sinérgica de alcaloides activos de al menos de dos plantas – la banisteriopsis caapi, que contiene los alcaloides cruciales, y la pychotria viridis o cualquier otro compuesto alucinógeno que contenga alcaloide de la dimetiltriptamina (DMT).

Según el Folklor indígena: el ayahuasca es la fuente de todo entendimiento, el medio máximo que revela los orígenes mitológicos de la vida. El antropólogo Gerardo Reichel – Domatoff escribió alguna vez que beber yage es volver al útero cósmico, el vientre primordial de la existencia, “donde el individuo (ve) divinidades tribales, la creación del universo y la humanidad, la primera pareja, la creación de los animales y el establecimiento del orden social”.

La gran limpieza: El ayahuasca nunca fue usado en forma casual o para propósitos recreativos en las sociedades tradicionales. El chamán conocedor del estado de trance químicamente inducido, guía a aquellos que desean embarcarse en la búsqueda de la visión el chamán es incuestionablemente el maestro de ceremonias, la figura clave en la toma del ayahuasca. Después del anochecer, la amarga bebida es pasada en una ronda, de boca en boca, y el chamán empieza a cantar sobre las visiones que verán. Al oír su canto, los novicios sienten cierto adormecimiento en los labios y quemazón en el estómago. Una vertiginosa enérgica los envuelve, y luego se desata un malestar, vómitos, diarrea, (pero no para todos) un imparable y fuerte elemento colonico que penetra en las entrañas, pasando por los recodos intestinales como un des atorado liquido del alma, limpiando el cuerpo de parásitos, bloqueos emocionales, antiguos resentimientos. Es por una buena razón que los nativos Amazónicos se refieren a la purga cuando hablan del yage. ”Uno no puede evitar impresionarse por los notables efectos en la mejora de la salud atribuidos a la acción purgante de la planta”. Escribe el psicólogo, Ralph Metzner, editor de ayahuasca, una antología de relatos ilustrados y en primera persona de la experiencia con el yage. Metzner señala que ha habido reportes anecdóticos de la completa desaparición de algunos tipos de cáncer luego de una o dos sesiones de ayahuasca. El impacto rejuvenecer de “la purga” ayudaría a explicar la excepcional salud de los ayahuasqueros, incluso de los de más edad.

Viaje en el tiempoy el espacio: Después del inevitable episodio de purga, los sentidos se agudizan y el iniciado experimenta una especie de “liberación magnética del mundo”, seguida por una violenta embestida de visiones espectaculares, un turbulento pandemonio de imágenes caleidoscópicas que cambian más rápido que la velocidad del pensamiento. Mientras se está bajo la influencia del ayahuasca, es frecuente que la gente tenga la sensación de haber sido separada de sus cuerpos y catapultada a una extraña excursión aérea, durante este viaje fuera de la realidad, aprecian vistas maravillosas y paisajes encantados que repentinamente dan paso a inquietantes encuentros con feroces jaguares, enormes serpientes iridiscentes y otras bestias depredadoras que intentan devorar al novicio. William Burroughs describió una sensación de vuelo a larga distancia cuando tomó ayahuasca durante una expedición por Sudamérica en 1953 “el yage es un viaje en el tiempo y el espacio”, escribió en una carta a Allen Ginberg. La sangre y sustancia de varias razas negras, polinesias, mongoles de las montañas, nómades del desierto, desierto, indios y nuevas razas que aún no ha sido concebidades y que aún no han nacido, combinaciones aún no experimentados pasan por tu cuerpo. Migraciones, increíbles viajes por montañas y desiertos y selvas…

Un lugar donde el pasado desconocido y el futuro emergente se unen en un zumbido vibrante y sin sonido.

No se sabe por qué las visiones provocadas por la ayahuasca a menudo incluye animales de la selva amazónica, incluso cuando personas de otros continentes ingieren el tónico acre. Historias de anacondas largas como ríos y anguilas electicas que alumbran el cielo nocturno son elementos clásicos de la experiencia con el yagé. Un indígena dijo una vez que cada vez que bebía ayahuasca tenia visiones tan hermosas que “tapaba sus ojos con sus manos por temor que alguien las robara”.

Es necesario estar en ayuna minimamente un día.